Todos sabemos lo agobiante que son las mudanzas. Debemos meter todas y cada una nuestras posesiones en cajas y debemos llevar cuidado con nuestros muebles para eludir que se rompan o bien que se dañen a lo largo del traslado. Hoy queremos ayudarlos hablando sobre el embalaje de los muebles.  Especialmente si son muebles viejos que has comprado o bien que has heredado  y no quieres que sufran ningún tipo de daño.

La mejor alternativas siempre es contratar a una empresa de mudanzas, ya que son especialistas en este tipo de traslados.  A la hora de elegir una empresa de mudanzas debes buscar bien para seleccionar una que sea profesional y seria donde poder confiar tus posesiones y que, además de esto, sea accesible.

No obstante, está opción asimismo requiere tiempo, un tiempo que carecemos cuando estamos inversos en la mudanza. Debemos empaquetar y envolver bien nuestros objetos, sobre todo las posesiones más apreciadas y débiles. En estos casos, debemos envolverlas en plástico de burbujas y redactar en letras grandes en el exterior de la caja “FRÁGIL”. Es la única forma de lograr que lleguen íntegros a la nueva casa.

Una vez guardadas todas y cada una de las posesiones en cajas, va a tocar el turno de los muebles. Embalar muebles es un poco complicado debido a su tamaño y sus complicadas formas.

Las personas que se han mudado en más de una ocasión tienen la experiencia no solo de envolver los muebles sino, además de esto, saben de qué manera hacerlo. No obstante, para otras personas que se mudan por vez primera, esta labor puede ser un reto.

Si deseas que tus muebles lleguen íntegros a tu nuevo hogar, en especial los muebles viejos (son los que más valor tienen), prosigue los consejos que te ofrecemos a continuación.

MATERIALES PARA EL EMBALAJE DE LOS MUEBLES

Los materiales que necesitarás para embalar tus muebles de forma correcta son los siguientes:

-Bolsas de basura de gran tamaño
-Fundas de sofá o fundas de un colchón
-Plástico de burbujas
-Bolas de plástico transparente
-Almohadones y mantas vieja (son esenciales a fin de que tus muebles lleguen en perfectas condiciones a tu nueva residencia)

¿CÓMO SE EMBALAN LOS MUEBLES?

Ya antes de embalar muebles viejos, saca todo de su interior y límpialos. En el momento de cargarlos, van a ser más ligeros. De ser posible, desmonta los muebles que sean muy grandes en tanto que van a pesar menos y vas a poder manejarlos mejor. Eso sí, guarda bien los tornillos, tuercas o bien cualquier otra pieza pequeña en las bolsas trasparentes de plástico. Etiquétalas para saber de dónde son.

Resguarda muy bien las patas de las sillas o bien de las mesas y aquellas zonas que sobresalgan de los muebles. Usa toallas o bien mantas y después envuélvelas en plástico de burbujas. Para muebles grandes como aparadores viejos, guardarropas viejos, cabeceros antiguos… vas a deber envolverlos primero sobre una manta y después, encima de ella, poner el plástico de burbujas. Esto va a hacer que la madera pueda transpirar mientras que está cubierta y protegida de golpes. Recuerda cubrir el suelo del camión de mudanzas a fin de que los bajos de los muebles viejos no padezcan desperfectos a lo largo del traslado.

Siguiendo estos consejos tus muebles no deberían sufrir ningún tipo de daño durante el traslado.

¡ A PREPARARSE !

Nota original : Embalar muebles para una mudanza